MEDITAcciôn | Mindfulness
15060
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15060,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Mindfulness y Meditación

Mindfulness es la traducción de la palabra sati que significa consciencia, atención y recuerdo. Tal y como se utiliza en el contexto occidental, se refiere a un conjunto de prácticas encaminadas al cultivo de la atención en el momento presente, sin juzgar y con actitud amable, para alcanzar la pacificación y el bienestar mental. El entrenamiento en mindfulness proporciona una toma gradual de conciencia a medida que “recordamos focalizar nuestra atención a voluntad, una y otra vez”.

 

La práctica de la atención cobra verdadero significado cuando se integra en nuestra vida cotidiana para ayudarnos a reducir el estrés y reencontrar la alegría y el sentido de nuestra vida.

 

El término mindfulness se define como prestar atención al momento presente de forma voluntaria y sin juzgar. Analizar estos componentes clarifica la definición:

 

– Prestar atención: llevar el foco de nuestra consciencia a un fenómeno particular.

– Voluntariamente: decidimos cual es el objeto al que llevamos nuestra consciencia.

– Momento presente: la simplicidad del instante actual sin contaminación del pasado o del futuro.

– Sin juzgar: percibimos lo que acontece, sin pasarlo por el filtro de nuestros pensamientos, sin categorizarlo, nos limitamos a observarlo.

 

La Meditación es el corazón de Mindfulness, en concreto la meditación Vipassana, que alude a la experiencia de auto-observarnos o de “observar las cosas tal y como son, no como parecen ser”. Este tipo de práctica meditativa nos facilita la observación de los fenómenos que emergen en nuestra consciencia: sensaciones, sonidos, pensamientos, emociones o sentimientos, hacia los que prestamos una atención meticulosa y, como telón de fondo un objeto de contemplación, generalmente la respiración.

 

Meditación y mindfulness son puramente experienciales. El hecho de convertirnos en el observador ecuánime de nuestros pensamientos, sentimientos y emociones nos abre un nuevo campo de experiencias vitales, con una visión más amable, que producirá un efecto en cadena en las personas y acontecimientos que conforman nuestra experiencia.